ESCUCHANOS

Páginas vistas en total

siguenos

martes, 11 de octubre de 2016

Cedió tarima en Medialuna de Abránquil: Seis personas lesionadas

El hecho ocurrió el domingo, cuando se desarrollaba la tradicional celebración del “18 Chico”

En la tarde del domingo, todo era alegría y entretención en la medialuna de Abránquil en la celebración del “18 Chico”, actividad organizada por la Junta de Vecinos, con el apoyo de la Municipalidad de Yerbas Buenas.

Sin embargo, luego de las domaduras y la competencia del barrilete, sucedió un hecho inesperado en el costado poniente de la medialuna.

Debido a la cantidad de gente que estaba ubicada en ese lugar para tener una mejor visión de lo que pasaba en la medialuna, y cuando ya eran pasadas las 16 horas, los viejos maderos no resistieron el peso y gran parte de la tarima cedió, cayendo numerosas personas.

Afortunadamente la altura no era tanta. No obstante, seis personas resultaron lesionadas, siendo trasladadas cinco de ellas al Hospital de Linares y una mujer al Servicio de Urgencia del Consultorio de la comuna.

Posteriormente, concurrió al lugar la Unidad de Rescate de Bomberos de Yerbas Buenas y personal del Consultorio. En tanto, Carabineros realizó el procedimiento de rigor para constatar las lesiones de las personas que sufrieron esta aparatosa caída.


La peor parte la sacó Nélida Riquelme, de 58 años, quien resultó con un violento golpe en el tobillo y el peroné, producto de la caída, siendo atendida en el Hospital de Linares y luego derivada a su domicilio. En tanto, la mujer atendida en el Consultorio de Yerbas Buenas resultó con un golpe en la cabeza, y tras recibir atención fue también enviada a su domicilio. Las otras cuatro personas resultaron con heridas leves.

“FALTO MAS SEGURIDAD”

Mauricio Bustos, familiar de cuatro de las personas heridas, señaló que “la situación se originó porque subió mucha gente a la tarima, pero no había nadie que advirtiera del peligro o de las condiciones en que se encontraba. Nosotros somos de Linares y subimos confiados. Creo que faltó más seguridad para evitar este tipo de situaciones. El hecho pudo haber tenido consecuencias más graves. Incluso en el momento de ocurrido el accidente, nadie de la organización se acercó a prestar ayuda. Me tocó ver a otra señora que sangraba profusamente y que sus acompañantes tuvieron que trasladar por sus propios medios al consultorio. Ojalá que esto sirva de lección y que en otra oportunidad en una fiesta tan tradicional se tomen más precauciones”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario